Escucha esta nota aquí

Un ciudadano argentino acusado de feminicidio se encontraría en territorio nacional, según publica "El Tribuno". El sujeto mató con dos disparos de escopeta a su expareja, Rosana Silvana Barbas, una joven que vivía en el Tartagal, ciudad de la provincia de Salta. 

El hombre fue identificado como Santino Salas y se presume que cruzó la frontera hacia Bolivia. La joven de 23 años asesinada era madre de tres niños de 8 meses, 2 y 5 años, que quedaron en la orfandad. 

Conoce más: Dilatan el fallo contra acusado de feminicidio

Barbas, según trascendió, fue ultimada cuando salió en defensa de su hija de cinco años, a quien Salas pretendía castigar, como lo hacía a menudo, ya que la pequeña no era hija biológica del criminal, publica el medio del país vecino. 

El hecho de sangre consternó a la población de esa región de Argentina, donde existe una gran cantidad de migrantes bolivianos. Se presume que el autor del feminicidio tiene familiares en el país, razón que lo motivó a escapar.

Lee también: Detienen a un hombre que es acusado de feminicidio