Escucha esta nota aquí

Lo primero que hizo luego de ser posesionado como ministro de Culturas fue ir donde su esposa, darle un beso y abrazar a una de sus hijas. Luego, recibió las felicitaciones y de inmediato tuvo su primera reunión con Evo Morales.

_¿Preparado para este nuevo reto?

Sí, este es un reto doblemente difícil, hay doble responsabilidad, doble trabajo. Sabemos que Bolivia tiene todo el potencial para ser uno de los principales países donde se fortalezca la interculturalidad y la descolonización. Esta responsabilidad nos permite seguir con el trabajo que se realizó, pero también se fortalecerá. Se tomarán acciones nuevas, acciones que fortalezcan el proceso de descolonización en el Estado, se priorizarán colegios, escuelas, pero el reto está en garantizar que los diez millones de bolivianos se sientan orgullosos de su país.

,

" Se fortalecerán las políticas culturales y el proceso de descolonización en Bolivia "
,

_¿Oyó las advertencias del presidente?
Como en cualquier institución hay normas y reglas que se deben cumplir. Evitaremos que nos sancione. Somos jóvenes y demostraremos que podemos seguir el ritmo de nuestro presidente.

_¿Sabe por qué se despidió a Pablo Groux?
Lo desconozco. No tuve la oportunidad de hablar con el exministro, pero respetamos y resaltamos su trabajo al frente de esta cartera de Estado