Escucha esta nota aquí

El Gobierno español confirmó este miércoles la muerte de un soldado de esa nacionalidad adscrito a la fuerza multinacional de la ONU en el sur del Líbano que  ocurrió en un ataque israelí en respuesta a otro de Hizbulá.

El ministro José Manuel García-Margallo dijo a la prensa que conversó por teléfono con las autoridades israelíes, que le trasladaron sus condolencias y disculpas por lo sucedido, e informó de que ha pedido a la ONU una investigación sobre esta muerte.

El movimiento chií libanés Hizbulá reivindicó hoy el ataque con misiles contra un convoy del Ejército israelí en las disputadas granjas de Chebaa, ocupadas por Israel, y señaló que causó un número indeterminado de víctimas.

En un comunicado, agregó que el grupo de los Mártires de Al Quneitra, vinculado a la "Resistencia" (Hizbulá), perpetró el ataque contra oficiales y soldados israelíes que viajaban en el citado convoy.

El bombardeo destruyó varios vehículos de la caravana en "las granjas libanesas ocupadas". El Ejército israelí confirmó este ataque y otro con mortero, que alcanzó una posición militar.

En respuesta, las fuerzas israelíes lanzaron varios cohetes contra el sur del Líbano, en las inmediaciones de las zonas de Al Mayedia, Kafar Shuba, Al Abasiya y Al Uazani, feudos de Hizbulá. En uno de esos bombardeos ocurrió la muerte del español

Israel ocupa frontera con Líbano y Siria

La semana pasada Israel incrementó sus fuerzas en las fronteras con el Líbano y Siria, y extremó las medidas de seguridad en toda la zona, tras atacar desde un avión sin piloto a un convoy de Hizbulá, que circulaba por la parte siria de la meseta.

En ese ataque del 18 de enero murieron seis miembros de Hizbulá -entre ellos un joven oficial que era hijo del exjefe de su brazo armado Imad Mughniye, asesinado en Damasco en 2008- y un general de la Guardia Revolucionaría iraní.

Además, la aviación israelí bombardeó está madrugada más posiciones de las fuerzas del régimen sirio en la periferia de la ciudad siria de Al Quneitra, fronteriza con los Altos del Golán, ocupados por Israel.

Estos nuevos bombardeos se producen después de que ayer el Ejército israelí disparase unos veinte proyectiles de artillería contra posiciones en el lado sirio de los Altos del Golán en respuesta al lanzamiento de dos cohetes desde ese territorio.


Confirman víctimas


El Ejército israelí confirmó que se han producido "víctimas" en el ataque contra un convoy militar en las llamadas Granjas de Shaba o Har Dov, y afirmó que considera responsables del suceso a Hizbulá, el Líbano y Siria.

"Se han producido víctimas, en principio todas militares pero hay informaciones contradictorias al respecto", dijo el teniente coronel Peter Lerner en una conferencia de prensa telefónica con periodistas.