Escucha esta nota aquí

El presidente del Comité pro Santa Cruz, Roger Montenegro, manifestó su preocupación porque las revelaciones del coronel de Ejército, Germán Cardona, en sentido de que las armas expuestas en el caso terrorismo fueron sacadas de la Octava División del Ejército, no serán tomadas en cuenta como pruebas dentro de las investigaciones.

“Nos mueve a una profunda preocupación porque la Justicia no toma en cuenta los nuevos elementos que van apareciendo a lo largo de la investigación, muy importante de fondo. Esa falta de predisposición para tomar esos elementos confunde a la opinión pública y demora el proceso, que está siendo utilizado con fines políticos”, dijo Montenegro en conferencia de prensa.

El presidente cívico también pidió al Defensor del Pueblo investigar las denuncias de Cardona sobre discriminación contra los cruceños en la carrera militar.

“Pedimos que el Defensor del Pueblo investigue las denuncia del coronel Cardona de que existe discriminación en las fuerzas armadas en contra de ciudadanos cruceños que quieren hacer la carrera militar”, pidió.

Montenegro exigió al Ejército enviar un informe al Ministerio Público sobre los antecedentes de las denuncias de Cardona a fin de esclarecer el caso. “También exigimos que el Ejército nacional remita al Ministerio Público todos los antecedentes del caso, a efectos de que se investigue a los denunciados, que demuestran que el caso terrorismo fue armado contra la dirigencia cruceña”, exigió.

Fiscalía no investigará revelaciones

El fiscal del caso terrorismo 1, Marco Antonio Rodríguez, descartó que se abra una investigación de oficio sobre la denuncia hecha por el coronel Germán Cardona, que asegura que las armas para este caso salieron de la Octava División de Ejército.

“No se puede iniciar nada de oficio, para que se active una investigación tiene que haber una denuncia formal, la actividad policial preventiva, la denuncia y la querella y ninguna de estas se ha dado, por lo tanto, no puede investigarse”, expresó Rodríguez, agregando que lo vertido por el militar tampoco afecta ni altera el juicio.

Según Rodríguez, para que se pueda investigar, el militar denunciante debía indicar de qué armas se trata y qué características tienen, pero no hay nada de esto.

“Estamos haciendo subjetivismo que no corresponde, quien lanza la piedra y esconde la mano es alguien que no tiene la valentía de afirmar el contenido de su denuncia; está especulando porque no existe una información fehaciente”, acotó.