Escucha esta nota aquí

Periodistas, dirigentes, menores de edad, mineros o cívicos, la Policía no discriminó a la hora de practicar detenciones de los manifestantes que estaban cerca de los enfrentamientos entre movilizados y uniformados; al final, 46 varones y seis mujeres fueron trasladados hasta la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc). Atentado contra la propiedad privada, contra la propiedad pública y tenencia de explosivos son las tres acusaciones que mencionó el director de la Felcc, coronel Gary Omonte, contra los detenidos y evitó referirse a las detenciones indebidas; dijo que esos temas serán revisados por el fiscal.

Juan Carlos Paco Veramendi, periodista potosino, fue detenido cuando cumplía su trabajo y la Policía no escuchó las explicaciones; una muchacha de 16 años también fue detenida, pero más tarde, liberada, al igual que una persona herida. Quedan 50 detenidos.