Escucha esta nota aquí

Cientos de comerciantes tomaron las calles cruceñas en una gran marcha que reunió a miembros de las diferentes asociaciones y federaciones bajo la dirección del Comité departamental de Defensa de Ropa y Prendería de Medio Uso (Conaderpu).

Los comerciantes reclamaban al Gobierno nacional, se sienten las bases para iniciar un diálogo que permita dar una flexibilización, y se extienda un plazo para permitir la importación de ropa usada al país ya que el convenio para la "reconversión productiva", no ha sido puesta en práctica.

"Nosotros solo queremos trabajar", decían los marchistas que se reunieron en el Parque Urbano para salir caminando rumbo a la plaza principal en una ruidosa manifestación que concluyó con un mitin a pocos metros del frontis de la catedral cruceña.

El decreto supremo 28761, de 2006, prohibió estas importaciones, pero no ha servido para frenar ese comercio al cual, el comercio formal apunta, como una de las causantes para frenar el desarrollo de las pequeñas y medianas empresas textiles.

La Aduana Nacional de Bolivia (ANB) emitió un informe que indicaba que entre el primero de enero y el 20 de septiembre de 2015, se incautaron 630 toneladas de ropa usada y 61 toneladas de prendas nuevas, principalmente de origen chino.