Escucha esta nota aquí

La expectativa por la llegada del arquero nacional Carlos Lampe a filas de Boca Juniors no solo está en el país, sino también se siente en la comunidad boliviana en Argentina. Al menos, en las redes sociales existen convocatorias para estar cerca de la Bombonera, donde el ‘1’ de la selección estampará su firma este lunes, a las 11:00 (hb), según comunicó el club a través de sus canales.

El jugador se trasladó ayer desde Talcahuano hasta Santiago y hoy está previsto que vuele directo a Buenos Aires, ya con la revisión médica realizada a comienzos de semana. El vínculo de Lampe con Boca es hasta el 31 de diciembre y, en principio, es solo para los partidos por la Copa Libertadores, en cuya semifinal se enfrentará a Palmeiras, partido a disputarse el 24 de este mes y la vuelta, el 30 de octubre.

No estará solo en la presentación, ya que también está previsto que desde Santa Cruz viaje su padre, Juan Carlos Lampe, que está muy entusiasmado con el fichaje de su hijo a uno de los más grandes del continente. “Nos han informado que muchos bolivianos buscarán estar en las afueras del estadios durante la presentación de Emilio; ese cariño también nos entusiasma a nosotros”, dijo el progenitor del arquero, un hombre vital en la formación del arquero que dejará Huachipato.

Lampe ya fue habilitado ante la Conmebol (el plazo vencía ayer) para los partidos de Copa. Hay que recordar que no puede jugar la Superliga ni la Copa Argentina, porque los plazos de habilitación ya fenecieron. Su llegada se da luego de que el titular, Estaban Andrada, sufriera una lesión en el maxilar que lo dejará fuera por varios meses. En principio se habló de la llegada del peruano Pedro Gallese, pero a último momento el técnico, Guillermo Barros Schelotto, se la jugó por el boliviano, encantado por sus grandes actuaciones en Huachipato y en la selección.