Escucha esta nota aquí

Tras el violento enfrentamiento entre los cívicos potosinos y efectivos policiales ocurrido el miércoles en la puerta del ministerio de Gobierno, el presidente del Comité Cívico de Potosí (Comcipo), Johnny Llalli, denunció que hubo policías infiltrados en la protesta, que informaban sobre los movimientos de los dirigentes al ministro de Gobierno, Carlos Romero.

“Encontramos a un policía aquí (en el coliseo de la UMSA). Sacamos copia de su carné que indica que es oficial de la Policía. No queremos que el ministro de Gobierno mande a su inteligencia", denunció Llalli en una entrevista en Red Uno. 

El dirigente cívico indicó que identificaron a otro policía de sexo femenino, que dormía con ellos en el coliseo de la UMSA e informaba en la madrugada a sus superiores sobre las actividades de los cívicos.

“También hemos aprehendido a un cadete y a otro de Inteligencia”, aseguró. 

Persecución 

El dirigente denunció que la Policía también detuvo a varios dirigentes con la intención de dividir la lucha cívica. “Detuvieron en pensiones, cuando abordaban un taxi y hasta en alojamientos queriendo dividir este movimiento cívico y el ministro de Gobierno no se debe prestar a eso”, dijo.

La Policía detuvo a 51 personas el miércoles durante los enfrentamientos en la puerta del Ministerio de Gobierno. El dirigente de Comcipo pidió liberar a los detenidos como una condición más para instalar el diálogo.

Estamos siendo perseguidos como en una cacería. Nos están agarrando a todos los dirigentes cívicos y mineros. Ahora no podemos transitar”, lamentó.