Escucha esta nota aquí

El Tribunal de Sentencia de Tupiza dictó sentencia condenatoria de 23 años de cárcel para René Ricardo Mamani Cari, por el delito de violación, ocurrido en 2011, según informó la Fiscal Departamental de Potosí, Willma Blaz Ibáñez.

“El Ministerio Público de Potosí cumpliendo con los plazos establecidos por norma procedimental, presentó la acusación formal solicitando la sanción máxima. Se logró demostrar la autoría con las pruebas recabadas en la fase de la investigación mediante la pericia psicológica y pericia de Genética Forense”, sostuvo.

Según los archivos, la víctima fue objeto de tocamientos impúdicos desde los 9 años por parte del delincuente, concubino de su madrina de bautismo, quien aprovechó que los padres de la menor trabajaban en el área rural como profesores y dejaban a sus dos hijas menores al cuidado de la madrina.

Cuando la menor tenía 13 años de edad, falleció su madre biológica, por lo cual el padre de la víctima se vio afectado y habría empezado a consumir bebidas alcohólicas por varios meses, dejando al descuido de sus dos pequeñas hijas, entre ellas la menor abusada.

En esas circunstancias el ahora sentenciado, aprovechando que la menor se encontraba desprotegida, abusó sexualmente de ella y a consecuencia de ello quedó embarazada. Dio a luz a su hijo a la edad de 14 años en 2012.

Desde esa fecha, la víctima mentía a su padre biológico sobre su embarazo puesto que el agresor la golpeaba y agredía físicamente, amenazándola para que no contara nada, obligándola a callar la violación y manifestar que el padre de su hijo era un compañero de su colegio que ya no vivía en esa localidad.