Escucha esta nota aquí

El comandante de la Unidad Municipal de Emergencia (UME), Roxney Borda, explicó que atendieron 30 casos de emergencia a causa de los fuertes vientos que se produjeron el fin de semana y el lunes y que causaron la caída de arboles en distintos puntos de la ciudad.

Las lluvias que acompañaron el mal tiempo también inundaron varias casas en el barrio Latino, al sur de la cuidad, por lo que efectivos de la UME acudieron al lugar para prestar auxilio.

“Atendimos al menos 30 llamadas de emergencia por árboles caídos a consecuencia de los fuertes vientos y las lluvias. Los casos de mayor gravedad fueron cinco árboles que cayeron sobre vehículos y casas. Hubo solo daños materiales”, indicó Borda, según informó el canal Unitel.

El comandante de la UME también dijo que realizan un monitoreo por los 15 distritos de la ciudad para identificar posibles daños o casos de emergencia que no fueron reportados.

Este martes asisten a los vecinos del barrio Latino en la zona sur de la ciudad, que sufren por el agua que inundó sus domicilios y ahora con ayuda de motores expulsan el agua.

La UME cuenta con 15 personas para acudir a los llamados de emergencia y disponen de un carro bombero y una ambulancia, acuartelados en la exTerminal de buses.