Escucha esta nota aquí

El presidente Evo Morales explicó que 5.147 uniformados, que cumplían tareas de seguridad en diferentes reparticiones del Estado, saldrán a realizar tareas de seguridad ciudadana en los nueve departamentos del país. El mandatario indicó que 2.021 efectivos que hacían tareas administrativas dejarán sus escritorios y saldrán a las calles.

Morales, flanqueado por el ministro de Gobierno, Hugo Moldiz, y el comandante nacional de la Policía, Luis Enrique Cerruto, cuestionó que 8.600 efectivos estén en áreas administrativas de la institución policial. De ese monto, 2.021 efectivos se incorporarán a las tareas de seguridad ciudadana y patrullaje.

”Mediante la dotación de tecnología hay que reducir unos 2.000 efectivos más de las áreas administrativas. Será suficiente con 4.000”, indicó Morales en conferencia de prensa en Palacio de Gobierno.

Otras instancias en las que se reduce el personal policial destinada a tareas de seguridad son la Asamblea Plurinacional con 80 efectivos, Presidencia 91, Vicepresidencia 36, Órgano judicial 72, Órgano Electoral 8, YPFB 291, Ministerio Público 14, Gobernaciones 62, municipios 19, Banco Central de Bolivia 6. “En total hemos decidido incorporar a la seguridad ciudadana 5.147 policías más”, precisó.

"La Escuela Básica de Policías trabajará en su turno de 13:00 a 20:00, los policías que estén realizando estudios pos grado también trabajarán las 24 horas en sus respectivos turnos. El último curso de la Anapol aportará con 224 efectivos", indicó.

Morales manifestó que no es posible que los ministros tengan seguridad y no el pueblo boliviano. “Yo me siento seguro con el pueblo, siento que no necesito seguridad”, indicó.