Escucha esta nota aquí

El Carnaval terminó con el tradicional martes de ch"alla y este miércoles de ceniza empieza el tiempo de Cuaresma, que son 40 días de reflexión, arrepentimiento de los pecados cometidos y penitencia en conmemoración del tiempo que Jesús pasó en el desierto. 

Monseñor Sergio Gualberti dio inicio a la misa cerca de las 08:00 en la Catedral, donde llamó a los asistentes a meditar sobre sus acciones cometidas y recordar las promesas hechas a Dios. "Durante la Cuaresma debemos vivir una vida sana y hacer penitencias por los pecados cometidos", dijo Gualberti al inicio de la homilía. 

Gualberti explicó que la Cuaresma es un tiempo de preparación para la Pascua y también una oportunidad para renovar el sacramento del bautismo. 

"La Cuaresma es preparación, es un tiempo de autentica y profunda experiencia en la cual Dios nos fortalece para una importante misión. Debemos dejar de lado lo superficial, liberarnos de toda distracción para hacer un lugar en nuestro corazón para Dios", enfatizó Gualberti.

También convocó a los feligreses a practicar el ayuno y orar para recordar los 40 días y noches, que Jesús pasó en el desierto antes de ser crucificado.

"La Semana Santa empieza con el Domingo de Ramos, en conmemoración de los últimos días de Jesús antes de ser crucificado", indicó Monseñor Gualberti al concluir la celebración y proceder a ungir con ceniza a los asistentes en la Catedral.