Escucha esta nota aquí

Los tanques rusos "no necesitan visado" para entrar en Europa, bromeó el viceprimer ministro ruso Dimitri Rogozin, al explicar que no le afectaban las sanciones occidentales que le impiden viajar a Europa y Estados Unidos.

Rogozin afirmó también que Rusia no amenazaba a Occidente, que de todos modos "será destruido por los embates del Estado Islámico y los homosexuales".

"Siempre bromeo sobre ese tema. ¿No nos dan visa? ¿Nos sancionan? ¿Y? Los tanques no necesitan visa", dijo Rogozin, en tono de broma, en un programa de la televisión pública Rossia 1.

Rogozin, encargado de la Defensa y del sector espacial, es conocido por sus declaraciones incisivas o provocadoras y sus críticas a Occidente.

Varias decenas de personalidades rusas y ucranianas prorrusas, entre ellas Rogozin, fueron sancionadas por la Unión Europea y Estados Unidos tras la anexión de Crimea por parte de Rusia el año pasado., que de todos modos "será destruido por los embates del Estado Islámico y los homosexuales".

Con Putin no habrá paz 

El excampeón mundial de ajedrez y opositor ruso Garry Kaspárov afirmó hoy en una entrevista con Efe que Europa tiene que entender que "no habrá paz" mientras continúe en el poder el presidente de Rusia, Vladímir Putin, a quien tildó de "depredador".
 
Kaspárov advirtió que la Unión Europea debe aún comprender que no es posible "la coexistencia pacífica con un dictador que es como un depredador. Ya ha probado la sangre y no va a parar, necesita conflicto.

Los conflictos "pueden ser a velocidad reducida, como ahora, o pueden ser muy agresivos, pero Europa tiene que entender que mientras Putin esté en el poder, no habrá paz en Europa", añadió.

"No son las mejores noticias pero desafortunadamente es para lo que nos tenemos que preparar", apuntó Kaspárov, quien dibuja en su escrito el alza de una "especie de nueva era de guerra fría" en las últimas décadas, tras la euforia que siguió a la caída del muro de Berlín y la desarticulación de la Unión Soviética.

En este escenario, el ruso consideró que "Europa tiene que mantenerse unida contra Putin", pese a que se escuchen "voces en todas partes como Francia, España, Italia, Grecia y en el este, como en la República Checa" a favor de "encontrar algún tipo de compromiso porque la confrontación con Rusia es contraproducente".

"Putin no tiene una vida política ni ordinaria fuera del Kremlin.
Es por eso que estará agarrado a su asiento en el Kremlin el resto de su vida. Si esto pasará pronto o tarde, no lo sé. Lo bueno es que Putin tampoco lo sabe", dijo.

Kaspárov advirtió de que precisamente ante este desconocimiento, los líderes autoritarios tratan de eliminar a la oposición y "destruir" a la sociedad civil, por lo que afirmó que "cuanto más tiempo esté Putin en el poder, más alto será el precio que tendrá que pagar Rusia y el resto del mundo".