Escucha esta nota aquí

Luego de tres años de construcción de una obra del tipo mediana, pero con instrumentos de última tecnología, la Empresa de Azucarera de San Buenaventura (EASBA), en La Paz, comenzará a operar en tres meses con las primeras 700 hectáreas de caña cultivadas en la zona, de la que se espera sacar el mayor rendimiento de todo el país.

En la primera producción no habrá azúcar ni alcohol, por ser una producción de prueba, pero para el 2016, se prevé procesar 1.500 hectáreas de caña para una posible producción de 2 quintales de azúcar por tonelada.

“En Santa Cruz el rendimiento está entre los 45 y 55 toneladas por hectárea. Nosotros queremos un rendimiento por encima de 80 toneladas por hectárea”, declaró el gerente de la empresa azucarera, Ramiro Lizondo.

Con el acompañamiento de la ministra de Desarrollo Productivo y Economía Plural, Verónica Ramos; el ministro de Hidrocarburos, Luis Alberto Sánchez, y el gerente de la planta, Eliodoro Lizondo, el presidente Evo Morales visitó el lunes la planta en la provincia Iturralde, donde destacó el empeño para que la azucarera dé sus primeros pasos.

La ministra Ramos, informó que a la fecha, la empresa está casi al 92% de avance de la obra, lo que significa que se espera comenzar a finales de septiembre, principios de octubre” con la producción de azúcar, alcohol y ron, recalcó.

Esta mega-obra tiene previsto generar 500 empleos directos y cerca de 5.000 empleos indirectos, como aporte al crecimiento económico del país.

La ministra Verónica Ramos recalcó que el ingenio azucarero tendrá una capacidad de procesar 1,2 millones de quintales de azúcar.

Adicionalmente, se espera que genere 100 mil litros diarios de alcohol potable, 1.650 toneladas al año de bagazo hidrolizado (alimento animal y fertilizante orgánico) y 30 megavatios de energía eléctrica, de los que 15 irán al sistema interconectado nacional y los otros restantes para mantener el funcionamiento de la industria.