Escucha esta nota aquí

Los trabajadores fabriles de Santa Cruz insisten en que la base de negociación del incremento salarial con el Gobierno debe basarse en su propuesta, un aumento del 15% al salario básico y la elevación a 2.000 bolivianos del salario mínimo.

Jaime Ávila, dirigente de la Federación de Trabajadores Fabriles de Santa Cruz, en declaraciones a EL DEBER, afirmó que esta fue la propuesta que se entregó a la Central Obrera Boliviana (COB) en coordinación con la Confederación Nacional del sector y confían en que se haya transmitido al Gobierno.

“Esta mañana se entregó el pliego (por la COB al presidente Evo Morales); nosotros creemos que ese debe ser el parámetro para negociar con el Gobierno, porque de alguna manera se tiene que recuperar el poder adquisitivo”, dijo Ávila.

El dirigente explicó que esta propuesta fue lanzada en diciembre y confirmada tras conocerse los datos oficiales del Instituto Nacional de Estadística (INE) que fijó la inflación anual en 5.19%. “De alguna manera tenemos que recuperar el poder adquisitivo de nuestros salarios”, afirmó.

Ávila reconoció que la propuesta no es definitiva pero puede servir de un punto de partida para llevar adelante las negociaciones. Esperan el llamado de la Central Obrera para que explique los alcances del encuentro realizado este lunes a la mañana en La Paz, así como la respuesta que dará el Gobierno en los próximos días.

El pliego petitorio de la COB, presentado entregado esta mañana al presidente Evo Morales, contiene 12 puntos e incluye una diversidad de temas, los más importantes: el incremento salarial, la reestructuración de la justicia, la nueva legislación laboral y la inversión en exploración de yacimientos mineros.

En lo referido al aumento salarial, no se conoció cuál es el monto que pide la COB. El pliego se analizará el viernes en gabinete ministerial.