El caso de la menor de 11 años que quedó en estado de gestación a causa de una violación de un mototaxista, hace aproximadamente dos meses, pasó a ser un tema privado y alejado de los medios y el debate público. Así lo informaron organismos que respaldan a la familia.

El representante de la Defensoría de Pueblo en Santa Cruz, Hernán Cabrera, manifestó este martes a la tarde que por respeto a la familia y a la niña decidieron “ya no dar más información acerca del caso”.

“Lo único que le puedo decir, es que todo los rumores que están circulando son falsos”, sostuvo Cabrera en un contacto telefónico con EL DEBER.

Esta declaración se emite horas después de la información difundida por la agencia de noticias ANF, en la que se aseguró que se había procedido a la interrupción del embarazo de la niña. 

Por su parte, la directora de la Casa de la Mujer, Miriam Suárez, indicó que, por el momento, no brindará declaraciones sobre este caso. “El hablar tanto del caso hace que se pierda la confianza de la persona que recibe el apoyo de la institución”, expresó, al tiempo de negar el haber brindado declaraciones a la agencia de noticias antes citada.

La niña cuenta con el apoyo de varias instituciones públicas quienes respaldan que se cumpla con la sentencia del Tribunal Constitucional Plurinacional que indica que está permitida la interrupción de un embarazo causado por una violación y cuando el embarazo pone en riesgo la salud o la vida de la mujer.

Lo que pasó con el caso

Hace dos meses, la chica abordó un mototaxi en el mercado Los Pocitos del Plan Tres Mil para dirigirse a la avenida Paurito. El conductor del motorizado se desvió del trayecto y la introdujo al monte donde la abusó sexualmente.

Producto de la violación, la niña quedó embarazada y sus familiares denunciaron el hecho a las autoridades, identificaron a Wilson Montaño Martínez como autor de la violación, que fue detenido y enviado a la cárcel de Palmasola. A su vez, por pedido de su familiar, solicitaron, a través de la Defensoría del Pueblo, que se le practique un aborto. 

A favor y en contra

Durante varios días el caso estuvo en la agenda de los medios de comunicación y sometido a la deliberación de médicos, sicólogos, voceros de la iglesia católica y activistas por los derechos de las mujeres.

Los informes médicos reportaron que el cuerpo de la niña no estaba en condiciones de tolerar el embarazo y las evaluaciones sicológicas concluyeron que el trauma que tiene la menor podía derivar en una profunda depresión e incluso atentar contra su vida.