Una mujer embarazada y su pareja fueron encontrados muertos en la maletera de un motorizado en una zona de la ciudad de El Alto. Los asesinos de ambos perdonaron la vida de una bebé, que permaneció en el asiento del copiloto. 

El hecho de sangre se registró durante la madrugada en la zona San Felipe de Seke, de la urbe alteña y se presume que las dos personas fueron asfixiadas con bolsas de plástico. Una vecina descubrió a la niña, que no dejaba de llorar e intentaba salir del vehículo. 

Conoce más: Matan a un hombre con dos disparos en la cabeza

La menor fue encontrada cubierta con una frazada, mientras que en el asiento del conductor se encontraba su muñeca. Luego de ser descubierta, fue remitida a oficinas de la Defensoría de la Niñez de esa cuidada, mientras que la Policía busca esclarecer lo sucedido. 

"La bebé se encuentra estable, se ha verificado que no fue víctima de ningún tipo de violencia y se la remitió a la Defensoría para que se haga cargo", explicó el cabo Richard Huallpa, efectivo de Radio Patrullas 110.

Lee también: Un borracho mata con una tijera a un joven

Los vecinos encontraron el vehículo a primeras horas de la mañana, descubriendo que al interior la menor rascaba la puerta para salir. Luego, abrieron la maletara encontrando los cuerpos sin vida de los progenitores.