Escucha esta nota aquí

12/04/2015

La rebaja de aranceles para la carga boliviana que llega del exterior permitirá reducir los niveles de contrabando, especialmente de ropa usada y autos indocumentados o fuera de año.

Esa es la posición que tienen los transportistas bolivianos de carga pesada que llegan a Iquique y a Arica en busca de mercancías para
internar a Bolivia.

“Nosotros venimos en busca de carga legal. Lo que queremos es que la Aduana no se ponga tan estricta en el valor de la mercancía que se lleva. Estamos en ese problema ahora. Hay mucho control en lo legal y el contrabando sigue creciendo. Muchos prefieren ir de contrabando a pagar el arancel aduanero. Si bajaran, todos harían los papeles correspondientes y no les convendría contrabandear”, explicó Gilbert Pérez, transportista en Iquique.

En Arica, otro transportista, que evitó dar su nombre, señaló que aunque las restricciones han aumentado, los ‘chuteros’ y los comerciantes de ropa usada siguen haciendo ingresar la mercancía ilegal por diferentes puntos fronterizos.

Consultado al respecto, Ramiro Abarca, encargado de Asuntos Portuarios y Aduaneros de la Empresa Portuaria Arica (EPA), explicó que ambos temas tienen que ver con control de la Aduana de Bolivia. “Basados en los documentos que se presentan al momento de solicitar el despacho de carga hacia Bolivia, se hace algún tipo de control. Cuando la Aduana encuentra alguna documentación sospechosa, retira ese despacho y solicita el aforo físico de ese contenedor. Como son cargas sujetas a libre tránsito, la Aduana de Chile, la Terminal Puerto de Arica (TPA) y la EPA no tienen pronunciamiento”, dice.