El presidente de la Cámara Boliviana de Transporte Pesado, Fidel Baptista, informó que el sector decidió romper el diálogo con el Gobierno ante la negativa del Ejecutivo en firmar un compromiso para la instalación de las mesas de diálogo.

"Ayer (jueves) se tenía que haber firmado un convenio, un acuerdo para tener mesas de trabajo después del carnaval, pero el Gobierno quería que se levante primero la medida y eso no es posible, entonces continúa el bloqueo a escala nacional", informó Baptista.

Diálogo condicionado 

Ayer, en La Apacheta, el viceministro de Régimen Interior, Marcelo Elío y la dirigencia del transporte acordaron reunirse por la tarde y firmar un acuerdo con el compromiso de instalar las negociaciones tras las fiestas de carnavales; sin embargo, en la reunión la autoridad del Gobierno dijo que no se firmaría nada mientras las movilizaciones persistan.

Volverán a bloquear en Santa Cruz

Erlan Melgar, presidente de la Cámara Departamental del Transporte, dijo que por disposición nacional se mantienen las medidas de presión en todo el país. En Santa Cruz los choferes del transporte pesado volverán a bloquear esporádicamente.
?
“A escala nacional las medidas de presión se mantienen inalterables, ayer hubo un acercamiento, pero lamentablemente no culminó con un documento firmado que nos pueda generar tranquilidad a todo nuestro sector”, señaló Melgar.

En Santa Cruz, la Policía levantó los bloqueos que habían en la ruta al norte, en la carretera a los valles, pero el piquete se mantiene en la carretera a Cotoca a la altura de los almacenes aduaneros de ALBO.

Paro en Cochabamba 

Choferes del transporte federado de traslado de pasajeros de la ciudad de Cochabamba iniciaron un paro de 24 horas con bloqueos de calles y avenidas en apoyo a la demanda de sus colegas del gremio internacional.

"Estamos apoyando a los compañeros del transporte pesado en su pedido de modificación del código tributario porque también estamos afectados por los cobros de impuestos altos y multas millonarias", sostuvo el dirigente sindical, Mario Cano.

Los choferes del transporte pesado demandan cambios en la Ley Tributaria porque consideran que atenta contra sus economías, mientras que el Gobierno señala que no es posible esos cambios porque ocasionarán una disminución de recursos del Tesoro General de Estado en más de 500 millones de bolivianos.