Escucha esta nota aquí

La prensa informó que la Policía Metropolitana de Las Vegas confirmó que reabrió el caso de supuesta violación a la exmodelo Kathryn Mayorga. ¿El acusado? El futbolista Cristiano Ronaldo. 

El portavoz del departamento, Aden Ocampo, comentó que la víctima denunció el caso la semana pasada y reclamó su reapertura, además añadió que todavía se cuenta con el examen médico al que fue sometida Mayorga después de los hechos.

En su momento, el polémico caso no llegó a juicio, pero ahora se puede extraer el ADN del agresor y esclarecer los hechos.

El proceso

Mayorga (34) aceptó el 12 de enero de 2010 un acuerdo extrajudicial de 375.000 dólares para retirar todos los cargos contra el jugador de la Juventus y darle los nombres de todas las personas a las que había revelado lo ocurrido.

Según publicó el diario alemán Der Spiegel, la joven, además, accedió a certificar que había "eliminado o destrozado permanentemente cualquier material electrónico, escrito o de cualquier otro tipo que hubiera generado o recibido a raíz de los supuestos hechos", aunque se guardó el derecho a enviarle una carta a Ronaldo.

En esa misiva, Mayorga dijo, citada por la web del diario alemán: "Me gustaría explicar al mundo realmente quién eres. No me importa tu dinero. Solo quería justicia. Pero no la hay. Te dije no, no y no, te grité, te rogué que parases. Nunca antes había tenido tanto miedo".

Según explicó la mujer, el 13 de junio de 2009 conoció a Ronaldo en un club nocturno y el futbolista la invitó a ella y a un amigo a la suite que tenía en el ático del Palms Hotel. Allí, como indicó en la denuncia, el ahora investigado la invitó a entrar en su bañera de hidromasaje, ella se negó para no estropear su vestido y éste le ofreció un bañador. Cuando Mayorga fue al baño para cambiarse, Ronaldo entró y le pidió que realizaran el acto sexual.

"La demandante se negó y declaró que quería abandonar el cuarto. Al salir del baño, Ronaldo llevó a la demandante a un dormitorio e intentó mantener relaciones sexuales. Ella se negó y se cubrió en un intento por evitar la penetración", según recoge la denuncia.