Escucha esta nota aquí

La Organización para la Cooperación Islámica (OCI) considera que la publicación satírica francesa Charlie Hebdo hace apología del "odio" con la publicación de una caricatura del profeta Mahoma en el número posterior al atentado del 7 de enero contra el semanal que acabó con la vida de 12 personas.

No obstante, la organización, con sede en Yedá, Arabia Saudí, insta a los musulmanes a la contención, tras las manifestaciones, a veces violentas, que han seguido a la publicación del primer número de Charlie Hebdo tras el atentado.

Las manifestaciones más violentas tuvieron lugar en Níger, donde perdieron la vida diez personas y fueron incendiadas al menos ocho iglesias.

La caricatura del profeta Mahoma, en la tapa de Charlie Hebdo, es "intolerante, irrespetuosa y señal de odio e insensibilidad" con los musulmanes, asegura la Comisión de Derechos Humanos de la OCI, que reúne a expertos de 57 Estados miembros de la organización y que condenó la barbarie contra Charlie Hebdo.

En el primer número de la publicación satírica aparece Mahoma con una cartel que reza: "Yo soy Charlie" bajo el título "Todo está perdonado".
La comisión de la OCI lamenta "profundamente" esta caricatura y acusa a Charlie Hebdo de "ridiculizar a la más venerada de las figuras de la religión musulmana", aunque pide a los fieles que "den muestras de contención".