Escucha esta nota aquí

El 21 de febrero, mientras en Bolivia se realizaban movilizaciones a favor y en contra de la posible repostulación de Evo Morales en las elecciones de 2019, políticos en España se reunían para manifestarle su apoyo. 

Entre los participantes se encontraba el expresidente del Gobierno español José Luis Rodríguez Zapatero; el líder de Podemos, Pablo Iglesias; y el de Izquierda Unida, Alberto Garzón.

“En Cochabamba, el regidor o el gobernador hizo un discurso contra España y contra el colonialismo terrible", dijo Zapatero en una parte de su discurso.

Contó que le dijo a Evo Morales: “Presidente, este gobernador se está pasando", a lo que el presidente Morales le había respondido: “No te preocupes, esto aquí es lo habitual, pero nadie hace caso; esto hay que decirlo, pero yo quiero a España". 

La diputada oficialista Sonia Brito denunció que con una anécdota se intenta descalificar un acto en el que personalidades le dieron apoyo a Morales, al que ven como un Gobierno progresista. “Más allá de la anécdota, en todo caso, nuestro Gobierno dio muestras claras de una lucha anticapitalista y anticolonial, establecida no solo en discurso, sino en acciones, como el empoderamiento de sectores sociales, la nacionalización y otras”, afirmó.

Tags