Escucha esta nota aquí

El presidente Evo Morales ratificó su confianza en el ministro de Salud, Juan Carlos Calvimontes, duramente cuestionado por revelar la enfermedad que padece el magistrado suspendido del Tribunal Constitucional Plurinacional (TCP), Gualberto Cusi. 

"El ministro está ratificado, goza de mucha confianza. Si bien, no tomó en cuenta algunas normas legales, para prevenir creo que dijo la verdad. ¿Qué decía el señor Cusi? Que Evo, que Álvaro me está matando, que el Gobierno me esta matando, aunque no, su enfermedad lo estaba matando, enfatizó la autoridad.

La pasada semana el propio mandatario dijo que el Gabinete de ministros evaluaría hoy la continuidad de Calvimontes, que en dos conferencias de prensa reveló el mal que afecta a Cusi y lo calificó de "doblemente peligroso"

Morales sostuvo que "lamenta mucho que hubiera un tema legal, pero es una cuestión de prevención. Ustedes revisen. dos trabajadores de salud no sabían e iban a ser contagiados. Es una forma de prevenir", manifestó.

Advirtió la necesidad de revisar alguna normativa existente en el país, en referencia a la Ley 3729, que "garantiza la confidencialidad, privacidad, reserva y que instruye que no se pueda divulgar de ninguna manera la condición médica de una persona afectada por el mal que lo aqueja".

En la víspera la defensa de Cusi presentó dos denuncias contra Calvimontes, una de carácter disciplinario y otra en el orden penal, exigiendo la renuncia de la autoridad y una pena de seis años de cárcel por los delitos de difamación, calumnia e injuria.

Calvimontes pide disculpas 

El ministro de Salud, Juan Carlos Calvimontes, se confesó "dolido y preocupado" por sus declaraciones. Solicitó disculpas al magistrado Gualberto Cusi y a todas las personas que pudiera haber afectado con sus declaraciones.

"Yo quiero manifestar de forma muy sincera, reconozco que he cometido un error, un exceso y de forma muy sincera pido disculpas al señor Gualberto Cusi, a su familia y a todas las personas que pude haber afectado", aseveró.