Escucha esta nota aquí

Chandler Self, psiquiatra de Nueva York, fue la ganadora de la maratón de Dallas, gracias a la perseverancia que tuvo en el final de la carrera y la ayuda solidaria de una joven, Ariana Luterman, que la levantó y acompañó para cruzar la línea de meta. La adolescente, de 17 años, que estaba haciendo un relevo y no participaba de la prueba final ayudó para que termine la carrera.

En el último tramo de la competencia, la licenciada que lideraba la carrera, quedo sin fuerzas en las piernas en el último tramo y se desvaneció cayendo sobre el suelo. La estudiante que corría a su lado, se asombra cuando la ve perder el equilibrio y decide ayudarla, la levanta y entre tropiezos y caídas hace que triunfe en la corrida.

Además, Ariana Luterman expresó ante la prensa el motivo de su acto y lo que sintió al verla desfallecer.“lo único que se me ocurrió fue recogerla, así que la recogí y creo que ella estaba un poco confundida al principio” también añadió “de ninguna manera iba a comenzar a correr y dejarla allí”. Los voluntarios la auxiliaron apenas cruzo la cinta, para que los servicios médicos atendieran inmediatamente a la campeona del maratón de Dallas. Y lo primero que dijo, con una voz desconcertada fue ¿He ganado?.

El debate ocurrió después del torneo, ya que las participantes no pueden ser ayudadas durante la competencia. Self completó el recorrido en 2 horas 53 minutos y 57 segundos, 3 minutos más de sus seguidoras. Por esta diferencia, el comité organizador del evento, la declaró ganadora de este certamen, justificando que sin ayuda, la neoyorquina igual hubiese terminado la competición.