Escucha esta nota aquí

El ministro de Gobierno, Carlos Romero, informó que 30 efectivos de la Policía Boliviana fueron enviados a la frontera entre Bolivia y Brasil para investigar el asalto a la Capitanía de Puerto de la Armada de Nueva Esperanza, en el departamento de Pando.

"Hemos enviado 30 efectivos policiales a la zona para que hagan la investigación correspondiente para que esta situación se esclarezca, junto con la Policía Federal del Brasil", aseveró la autoridad a su salida de Palacio de Gobierno.

Conoce más: Denuncian que brasileños "robaron" una base militar

Expresó su preocupación por lo sucedido y sostuvo que "la información que tenemos es que las armas de los miembros de la Armada Boliviana han sido robadas, despojadas por este grupo de brasileños ligados a una organización criminal". 

Detalló que por el momento las pesquisas son preliminares, pero "se encontrarían en territorio brasileño, hay algunas hipótesis y seguramente nuestros efectivos están captando información sobre la identidad de los delincuentes". Se habla de al menos seis involucrados.

Lee también: Investigan robo de fusiles a la Armada Boliviana


El comandante del Distrito Naval 3 "Madera", capitán de navío José Antonio Jiménez Moscoso, presentó una denuncia ante la Policía Fronteriza de Guayaramerín, Beni. Desaparecieron 11 fusiles y otros equipos militares.

Romero concluyó señalando que "tenemos un plan y tenemos acuerdos tanto con Perú, Brasil, Paraguay y últimamente con Ecuador, y esos acuerdos detallan que se designan efectivos de enlace para el seguimiento de bandas transnacionales y así realizar operativos simultáneos".