Escucha esta nota aquí

El presidente Evo Morales aseguró que Bolivia no permitirá que exista un golpe contra su par en Brasil, Dilma Rousseff, que afronta una crisis por la protesta de algunos grupos y las constantes denuncias por hechos de corrupción. 

"Por la prensa escuché por ahí que hubiera golpe de Estado a la compañera Dilma (Rousseff), a Lula, al PT. Hermanos comandantes, oficiales de las Fuerzas Armadas de Brasil, díganle a mi nombre a su comandante, no vamos a permitir un golpe de Estado en Brasil", señaló el mandatario en un acto en Tarata. 

Sostuvo que se defenderá la democracia de todos los países de la región y aseguró que son otros tiempos, en los que no se puede permitir la intervención de las potencias y oligarquías que quieren dominar a países que buscan su desarrollo. 

"Vamos a defender la democracia y, personalmente, nuestro proceso de cambio, vamos a defender a Dilma, presidenta de Brasil. Vamos a defender un partido de los trabajadores. Saludamos a los compañeros, hicieron mucha historia", agregó Morales. 

Lee: Rousseff propone el diálogo para superar crisis en Brasil

Según se conoce, la presidenta brasileña está dispuesta a intensificar el diálogo para atender las reivindicaciones de los manifestantes que protestan contra su Gobierno, pero está preocupada con la intolerancia de algunos de sus críticos, dijo ayer uno de sus portavoces.