Escucha esta nota aquí

El presidente en ejercicio, Álvaro García Linera, dijo el lunes que el presidente Evo Morales logró posicionar en su gira por cuatro países de Europa, la demanda marítima como una causa mundial, tomando en cuenta que prominentes políticos de ese continente, abogaron por un diálogo con Chile para resolver ese diferendo, radicado en la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya desde 2013.

"Me siento muy feliz, nuestra causa es una causa mundial y me siento doblemente feliz porque nuestro presidente haya logrado eso, en este viaje. Más allá de los temas económicos, yo creo que lo más importante que ha logrado es consolidar conocimiento, apoyo, respaldo de los gobiernos europeos a una salida negociada a la demanda que tiene Bolivia de acceso soberano al Océano Pacífico", remarcó.

En un breve contacto con periodistas de Potosí, García Linera se refirió a las declaraciones del presidente de Francia, François Hollande, que abogó por el diálogo para resolver el diferendo marítimo, tal como lo hizo la semana pasada la canciller de Alemania y una de las mujeres "más influyentes" de Europa, Ángela Merkel.

García Linera consideró que la demanda marítima boliviana se ha convertido en un tema de interés mundial, porque ha sido un tema de conversación no sólo de presidentes y diplomáticos, sino de la máxima autoridad de la Iglesia Católica, el papa Francisco, que abogó también por el diálogo para resolver el diferendo marítimo.

"Es una causa justa, de integración y estas causas de integración, justicia, historia, siempre van a encontrar adherentes de buena fe en el mundo entero", refrendó.

A su juicio, el respaldo que ha recibido Bolivia, por una salida soberana al mar, coloca al país andino amazónico en una situación de "ventaja internacional", que provoca en Chile actitudes "torpes", que sitúan a ese país en un "aislamiento internacional y continental".

García Linera aseguró que la más allá de las actitudes de "intimidación" de Chile, son los argumentos de la demanda marítima boliviana, que se basan en la verdad, la justicia, la razón y la historia, los que convencen a la comunidad internacional de respaldar el pedido de Bolivia.

"En el siglo XXI lo que prima es la justicia, la razón y la historia, por eso Bolivia tiene ese respaldo, está en una situación favorable, por eso Bolivia no es la aislada, no es la prepotente, no es la desquiciada en cuanto a acciones", subrayó.

Explicó que "el espaldarazo" que le da la comunidad internacional a Bolivia en su reclamo por una salida soberana al mar, es también el resultado del trabajo que hace el presidente Evo Morales, con la socialización de la causa boliviana.

"Bolivia ha encontrado ese espaldarazo general en el mundo entero, estamos muy contentos y felicitar al presidente Evo por este excelente trabajo que ha hecho en el continente europeo, donde ha quedado posesionado de una manera brillante nuestra demanda", sentenció.

En 1825, Bolivia nació a la vida independiente con una costa de aproximadamente 400 kilómetros sobre el océano Pacífico. 54 años después, en 1879, Chile invadió y ocupó por la fuerza el territorio del departamento de Litoral, desde entonces privó al país de un acceso soberano al mar y de un territorio de al menos 120.000 kilómetros cuadrados.

En 2013, Bolivia sentó a Chile ante La Haya, en busca de un "diálogo sincero" para resolver la demanda marítima boliviana.

Chile había objetado en 2014 la competencia de la CIJ para conocer la demanda marítima boliviana, y después de 14 meses, ese tribunal internacional rechazó ese recurso interpuesto por La Moneda.