Escucha esta nota aquí

Santa Cruz vivió con intensidad moderada su primera experiencia del black friday (viernes negro), el día más esperado de compras en EEUU donde se originó esta costumbre, que se practica en muchos países de Latinoamérica y Europa.

Centenares de negocios experimentaron, como un adelanto de las ventas de fin de año, la afluencia de compradores que llegaron atraídos por la intensiva campaña de rebajas desde 10% hasta un 70% en algunos productos. Para los que no pudieron acudir, esta actividad se prolongará hasta mañana.

Se observó alta demanda de electrodomésticos, bicicletas, muebles, calzados, juguetes, perfumes y ropa. En el recorrido por Ventura Mall, Las Brisas, Multicenter, Tienda Amiga, Le mans y Centro Comercial Norte, habían locales donde la gente formaba filas en lugares de ventas de mochilas, zapatos, poleras, camisas y pantalones de marca.

“En general fue un día de alto comercio en un viernes que creo será de alto impacto en los próximos años, cuando la gente se prepare para el día de compras con rebajas”, mencionó el profesor José Soliz.

“Si fuera al comienzo de mes, las compras serían mayores, porque la mayoría recibe su sueldo”, comentó el universitario Claudio Vásquez.
Salvador Ric, propietario de Le mans, dijo: “La de ayer y esta jornada fueron como la Navidad”.
El gerente de Ventura Mall, Sergio Loma, comentó: “Hemos tenido una sorprendente receptividad”