Este martes concluyó el paro de 48 horas que los trabajadores de salud realizaron en demanda del pago de salarios y ya anuncian otro, esta vez de 72 horas. Con la protesta anterior lograron, según la dirigencia médica, que la Gobernación les pague, pero no la Alcaldía.

Robert Hurtado, ejecutivo de la Federación de Trabajadores de Salud de Santa Cruz, señaló que la medida de presión está direccionada a la comuna cruceña, a la que le dan plazo hasta el fin de semana para cancelar el incremento salarial del 8,5%, instruido por el Gobierno, y el retroactivo a enero. De lo contrario, advirtió el dirigente, la semana próxima iniciarán un paro de 72 horas.

Lamentó que las autoridades cumplan con sus obligaciones solo cuando hay presión. En lo que respecta a la Alcaldía, dijo que la demora está en el área de Finanzas que impide el desembolso del dinero.

El Gobierno ordenó que el pago del incremento salarial y de su respectivo retroactivo a enero debería ser hasta el 31 de mayo, tanto para el sector privado como para el público, pero han pasado 24 días y la comuna cruceña aún no ha cumplido con este mandato.

Sobre el tema, este medio intentó comunicarse vía telefónica con el Oficial Mayor de Desarrollo Humano, Raúl Hevia, pero no fue posible. Lo mismo sucedió con el responsable de Finanzas, Manuel Medina. Los responsables de Comunicación señalaron que se encontraban en reunión.

La viceministra de Salud, Carla Parada, el martes se refirió a estas protestas, a las que calificó de indignas y explicó que el Gobierno central ha enviado, desde el 1 de junio, a la Gobernación y a las alcaldías, tres notas detallando la escala salarial para 2015 y autorizando el pago del retroactivo.