Escucha esta nota aquí

El ministro de Salud, Juan Carlos Calvimontes, no renunció, dijo que fue malinterpretado y que su intención no fue revelar la enfermedad que afecta al magistrado suspendido del Tribunal Constitucional Plurinacional (TCP), Gualberto Cusi. 

"Tengo la impresión de que se ha malinterpretado o quizá no he tenido el cuidado de transmitir esta preocupación de la mejor forma posible. La intención fue precautelar la salud del resto de la población", sostuvo la autoridad en conferencia de prensa. 

La autoridad calificó de "doblemente peligroso" a Cusi por haber suspendido su tratamiento y estar expuesto constantemente a varias personas. Explicó que el entorno del tribuno está siendo investigado para evaluar algún tipo de contagio. 

"La preocupación radicó en que dos semanas antes se hizo una declaración pública y se vio que no se estaban tomando los cuidados, se estaba exponiendo al paciente, suspendió su tratamiento y eso hace que se convierta en doblemente peligroso", resaltó Calvimontes. 

El ministro reconoció que la forma de comunicar la enfermedad que padece Cusi "tal vez fue con algo de exceso", pero reiteró que estuvo obligado a realizar esa conferencia de prensa para garantizar los derechos del resto de la población. 

Aseguró que "la ley prevé que se tiene que tomar este tipo de actitudes, de acciones cuando se ve que la población o terceras personas están en riesgo a la exposición de esta enfermedad".
?
Quizás pida disculpas 
?
Consultado sobre si pedirá disculpas al magistrado, la autoridad afirmó que "si hay necesidad de pedir disculpas públicas al señor Cusi lo realizo, sin ningún problema, pero no solo a él, sino a toda las personas que hayan sido afectadas por este tipo de declaraciones".  

La defensa del magistrado inició un proceso que Calvimontes vulneró la Ley 3729 que garantiza la confidencialidad, privacidad, reserva y que instruye que no se pueda divulgar de ninguna manera la condición médica de una persona afectada por el mal que lo aqueja.

El vicepresidente Álvaro García Linera calificó como "un exceso" la revelación del ministro de Salud y dijo que el presidente Evo Morales evalúa su continuidad al interior del Gabinete