Chile ejecuta reuniones constantes para igualar la campaña comunicacional y jurídica que emplea Bolivia con el fin de volver al Pacífico con soberanía. En ese afán, se desarrolló un plan estratégico y el primer paso es intentar contrarrestar ese concepto de mal vecino que Santiago asumió en la región. Otro escalón es conformar un equipo político, que junto a historiadores del vecino país intenten minimizar el trabajo que realiza el exmandatario Carlos Mesa, ahora con ayuda de los expresidentes Jorge Quiroga y Jaime Paz Zamora.

Ayer, en La Moneda, se reunió un grupo político con el fin de igualar la estrategia boliviana. La presidenta chilena, Michelle Bachelet, no participó del encuentro, ya que estaba en afanes de anunciar el proceso constituyente en ese país.
“Es importante tener las mejores relaciones con nuestros vecinos, independientemente de La Haya, pero que se debe pasar a una ofensiva mucho más precisa, más pedagógica”, declaró el presidente del Partido Radical de Chile, Ernesto Velasco, quien asistió a la cita.

Fue el diputado Jorge Tarud quien pidió dejar a un lado ese concepto de mal vecino. “Tenemos buenas relaciones con todos nuestros vecinos, no somos malos en este asunto, ese concepto lo creó Bolivia”, acusó.
La senadora Isabel Allende dijo que no solamente la estrategia se enfoca en Bolivia sino que el mensaje estará dirigido “a todo el continente”.

En La Paz, el diputado Víctor Borda (MAS) analizó la estrategia chilena y definió que en Santiago “existe nerviosismo por la campaña exitosa que realizó el Estado boliviano”