Escucha esta nota aquí

Recobraron fuerza, luego de un primer enfrentamiento por la tarde, y cuando oscureció tomaron el módulo policial en respuesta por la detención de las 13 personas y por el supuesto abuso cometido por los uniformados cuando intentaron desbloquear la carretera.

Alrededor de las 21:00, un grupo de bloqueadores llegó al recinto policial y sorprendió a los uniformados, que no opusieron resistencia. Muy molestas, las personas que están en los piquetes destrozaron el lugar, rompiendo mesas, sillas, ventanas, volcaron una camioneta de la Policía, donada por la Gobernación de Santa Cruz, un jeep y varias motos que usan los uniformados.

“Es triste, doloroso e inaceptable lo que sucedió hoy en nuestro pueblo de San Julián, la Policía no respetó nada, gasificaron, maltrataron, patearon, humillaron a mucha gente, solo pedimos se dé atención al mejoramiento de la carretera y se cumplan los compromisos de la ABC. 
Pido a nuestras autoridades policiales y de la justicia que cese la persecución y se esclarezca todo el abuso que cometieron hoy con San Julián y se sancione a los responsables. Que se dé atención a las demandas de forma inmediata”, indicó el concejal de San Julián Édgar Renjifo.

En Ascensión de Guarayos

Durante cuatro horas y media el contingente policial procedente de Beni intentó desbloquear la carretera, sin lograrlo, ante la férrea oposición de los transportistas de Ascensión, donde hay dos puntos de bloqueo, uno en el puente del río Zapocó, ingreso norte del pueblo, y el segundo al otro extremo, ingreso sur de esa localidad.

La Policía recurrió a los gases lacrimógenos y detuvo a tres personas, en principio los bloqueadores retrocedieron, pero luego recuperaron el terreno.