Escucha esta nota aquí

Guardias municipales que realizaban operativos de control en la avenida Omar Chávez Ortiz, cerca del mercado La Ramada, procedieron a la clausura de cuatro locales de expendio de bebidas alcohólicas que funcionaban a plena luz del día.

El director de Protección al Consumidor, Paul Cortez, informó de que estos locales, que también funcionaban como billares, vendían bebidas alcohólicas en horario no permitido, además, de que están situados cerca a un establecimiento educativo.

Cortez agregó que los propietarios ya han sido notificados para que trasladen sus negocios a otros lugares, pues deben estar a una distancia mayor de 200 metros a la redonda de módulos educativos, centros de salud e iglesias. Para volver a funcionar deberán pagar una multa de 4.000 bolivianos.