Escucha esta nota aquí

Mario Hurtado, presidente de la Confederación de Ganaderos de Beni (Fegabeni), ha ratificado que está garantizada la provisión de carne para el mercado nacional durante esta gestión; sin embargo, adelantó que en 2016 y 2017 puedan existir algunos problemas.

En Beni se mantiene la alerta naranja debido a la crecida de sus principales ríos. El año pasado, el Gobierno recomendó a los productores ganaderos que tomen sus previsiones a fin de evitar pérdidas por las posibles inundaciones que se puedan registrar en el territorio beniano a consecuencia del fenómeno climatológico de El Niño.

El abastecimiento de carne está garantizada; en Beni no hay problemas, los ganaderos estamos a las expectativa de cualquier contingencia, pero nos encontramos preparados. Por el momento no podemos decir que la situación sea alarmante, las aguas están normales y estamos actuando con precaución”, precisó Hurtado.

Pérdidas en 2014 y sus efectos

En 2014 los fenómenos climatológicos causaron la muerte de al menos un millón de cabezas de ganado, disminución que podría acarrear problemas para el abastecimiento de carne para las gestiones 2016 y 2017.

“Perdimos bastante ganado, quizás vamos a tener problemas en 2016 o 2017, no en su totalidad. Los torillos menores a un año que salen a Santa Cruz para que se recríen y se pongan al servicio del consumidor en el mercado, no hay, eso va a faltar”, advirtió el presidente de Fegabeni.

De acuerdo al informe de Fegabeni ninguna asociación ha confirmado afectaciones en su hato ganadero debido a las lluvias.

Escuche el reporte del presidente de Fegabeni

,