Escucha esta nota aquí

El filme chileno "El Club", distinguido este sábado con el Oso de Plata Gran Premio del Jurado de la Berlinale, logrará con este galardón el objetivo de su realizador, Pablo Larraín: que circule y que su imaginario y su mensaje sea visto y escuchado por distintas personas y culturas en todo el mundo.

La Berlinale dio su Oro de Oro a la película iraní "Taxi", una amable versión de cine denuncia dirigida por Jafar Panahi, y se volcó hacia América Latina, empezando con el Oso del Premio Especial del Jurado para "El Club", del chileno Pablo Larraín y extendiéndose al resto de representantes latinoamericanas.

Las tres películas latinas a competición en el festival se fueron
con un Oso
, ya que además del galardón a Larraín, su compatriota
Patricio Guzmán obtuvo el de Plata al mejor guión con "El botón de
nácar", mientras que el guatemalteco Jayro Bustamante obtuvo el
premio Alfred Bauer con "Ixcanul".

En una entrevista con Efe el día del estreno mundial de su cinta
en la Berlinale, el realizador afirmó que lo interesante de la
película es que aborda a través de una organización mundial, la
Iglesia católica, esta idea de la "impunidad", "de que no todos
somos iguales ante la Justicia"
, lo que la hace "muy universal".

Ante las grandes expectativas depositadas en el nuevo máximo
representante de la Iglesia
, afirma que para ver si el papa
Francisco finalmente va a ser el pontífice del cambio, habrá que
esperar, pues la reforma necesaria "no es menor".

La cinta de Larraín, que competía con otras 18 películas por el
Oso de Oro, narra la historia de un grupo de sacerdotes que viven
con una monja en una casa de retiro de la Iglesia y que, cuando no
rezan o hacen penitencia, entrenan a sus perros para la próxima
carrera. Cuando ingresa en el hogar un nuevo sacerdote, un hombre lanza graves acusaciones contra él y el religioso acaba suicidándose.

"Ese club que vemos es una extensión del gran club que es la
Iglesia
y que finalmente es una organización que no cree en la
justicia civil ni en la justicia laica. Cree que sus miembros deben
sólo rendirle cuentas a dios", señaló.

Los galardones no se limitaron a la sección a competición, sino
que además el film mexicano "600 millas", dirigido por Gabriel
Ripstein
y exhibido en Panorama, el segundo apartado del festival,
obtuvo el premio a la mejor opera prima de la Berlinale.

El Oro a Panahi tenía aire de gesto solidario al cineasta viejo
conocido del festival -estuvo a competición en 2011 con "Offside" y
volvió en 2013 con "Courtain Close"-, actualmente inhabilitado por
el régimen de Teherán y que no pudo acudir a Berlín ni a presentar
su película ni a recoger el trofeo.

Los premios a las mejores interpretaciones fueron para Charlotte
Rampling
, que obtuvo el Oso de Plata por su excelente papel en "45
Years", de Andrew Haigh, mientras que el correspondiente al mejor
actor fue para su marido en el filme, Tom Courtenay.

En lo que respecta a la Plata al mejor director, fue compartido
entre el rumano Radu Jude y la polaca Malgozata Szumowska, ex-aequo, por sus películas "Aferim" y "Body".


La Berlinale incluía en esta 65 edición 19 películas a concurso,
entre ellas las representantes latinoamericanas, que tras su estreno
se situaron inmediatamente a la cabeza de las preferencias de la
crítica internacional que siguió este festival.

A continuación la premiación del 65º Festival internacional de cine de Berlín anunciada este sábado:

Mejor Película: "Taxi" de Jafar Panahi, Irán
Oso de Plata Gran Premio del Jurado: "El Club", Pablo Larraín, Chile
Oso de Plata al mejor director: compartido por Radu Jude por "Aferim!", Rumania, Bulgaria, República Checa, y Malgorzata Szumowska por "Body", Polonia.
Oso de Plata a la Mejor actriz: Charlotte Rampling por su papel en "45 años", Gran Bretaña
Oso de Plata al Mejor actor: Tom Courtenay por su papel en "45 años", Gran Bretaña
Oso de Plata a la mejor contribución artística (cámara): Sturla Brandth Grovlen por "Victoria", Alemania; y Evgeniy Privin y Sergei Mikhalchuk por "Pod electricheskimi oblakami" (Under Electric Clouds), Russia, Ucrania, Polonia
Oso de Plata al Mejor Guión: Patricio Guzman por "El Botón de Nácar", Francia, Chile, España.
Oso de Plata: "Alfred Bauer" a un largometraje que abre nuevas perspectivas: "Ixcanul" de Jayro Bustamante, Guatemala
Premio al mejor primer largometraje: "600 Millas" de Gabriel Ripstein, Máxico
Oso de oro al mejor cortometraje: "Hosanna" de Na Young-kil, Corea del Sur
Premio Teddy al primer largometraje de temática LGBT: (lesbiano, gay, bisexual y transexual): "Nasty Baby" del chileno Sebastián Silva, Chile-EEUU
Premio Teddy al mejor documental: "El hombre nuevo" (The New Man) del uruguayo Aldo Garay, Uruguay, Chile
Premio Teddy al mejor cortometraje: "San Cristóbal", de Omar Zúñiga Hidalgo (Chile)