Escucha esta nota aquí

El director técnico de Oriente, Néstor Clausen, espera contar con el defensor Jorge Paredes, que no se entrenó en los últimos días, luego de que le extrajeran un quiste de la parte posterior de la rodilla que le impedía desempeñarse con normalidad.

El médico Javier Gómez dijo el fin de semana que el central guaraní solo debía descansar un par de días, ya que el problema no era grave. De esa manera, Paredes no tendrá inconvenientes para llegar en las mejores condiciones al clásico contra Blooming, el domingo en el estadio Tahuichi.

También se espera que los volantes Diego Suárez y Paulo Rosales puedan sumarse al trabajo después de sufrir de dengue, una enfermedad que los dejó al margen por varios días.