Escucha esta nota aquí

Carmelo Lens permanecerá en la cárcel de Mocoví de la ciudad de Trinidad, en el departamento de Beni, así lo decidió un juez que rechazó la solicitud de la cesación de la detención preventiva del exgobernador. 

El argumento es que Lens tuvo contacto telefónico con familiares cercanos mientras se encontraba detenido en la cárcel por lo que se necesita de un extracto de llamadas que compruebe que esto no sucedió. El juez considera que este es un riesgo de obstaculización de la investigación y por tanto debe seguir detenido.

Claudia Eguez, esposa del exgobernador, en contacto con EL DEBER lamentó la decisión judicial. "Es una verguenza", aseguró.

Anunció que ahora procederán a la apelación y se pedirá el extracto telefónico para rebatir los argumentos del juez. 

Sobre los ánimos de su esposo, aseguró que él sigue con la misma fortaleza. "Carmelo está tranquilo, pero avergonzado con este tipo de justicia porque estamos en manos de una justicia corrupta", señaló.

El exgobernador es investigado por los supuestos delitos de incumplimiento de deberes, cohecho pasivo, uso indebido de influencias, beneficios en razón al cargo y enriquecimiento ilícito.