Escucha esta nota aquí

Duros enfrentamientos entre policías y médicos, además de pobladores, se registraron ayer en Puerto Paila, en una jornada en la que los galenos masificaron sus protestas en distintas partes del país y sumaron apoyo de otros sectores en rechazo del nuevo Código del Sistema Penal, mientras el Gobierno dejó cerrada la posibilidad de modificar el artículo 205 y, más bien, convocó a un encuentro para construir un nuevo sistema de salud. 

El vicepresidente del Estado,  Álvaro García Linera, en contacto con la prensa,  respondió con un “contundente no” a la consulta sobre la posibilidad de modificar el polémico artículo, sobre la mala práctica médica, que derivó en un paro médico nacional que se cumple desde hace 36 días y ayer se reforzó con bloqueos de carreteras, marchas y otras medidas.

Precisamente, ayer a las protestas de los galenos se sumó el descontento de otros sectores, como la COB, juntas vecinales, transportistas y universitarios que observan el art. 205 y otros artículos de la nueva norma. En Puerto Paila, incluso, los propios pobladores  decidieron sumarse al bloqueo de carretera y se enfrentaron a los policías, tras la violenta represión que recibieron los galenos, quienes habían comenzado a bloquear la carretera a primeras horas de la madrugada. La jornada cerró con ocho arrestados y varios heridos.

En medio del conflicto, el presidente Evo Morales anunció que convocará a todos los sectores sociales a realizar un encuentro nacional, con el fin de evaluar y construir un nuevo sistema de salud, para brindar atención médica gratuita con calidad y calidez.

“Tratan de terminar con la salud pública para privatizarla, por ello vamos a convocar a un gran encuentro del pueblo boliviano, para cambiar ese sistema de salud”, dijo el mandatario. 

Explicó que el encuentro servirá para conformar un nuevo sistema con la participación de médicos, sectores sociales, instituciones colegiadas y población en general. “Hay médicos muy responsables que no ven la salud como mercancía. Tal vez este encuentro es retrasado, pero ahora debatiremos con el pueblo boliviano”, manifestó.

García Linera afirmó que el Gobierno está dispuesto a dialogar por tiempo y materia sobre todos los temas que preocupan a los médicos, pero sin chantajes, presiones ni torturas al paciente. Además, pidió que los cálculos políticos queden fuera y que el tema central sea atención de salud.

Aseguró que si los médicos retornan a su trabajo, el presidente Morales los recibirá al minuto para hablar de lo que vean conveniente: presupuesto, modificar procedimientos, sistema de salud, porque el artículo 205 ya no es el problema, sino la Ley Marco del Sistema de Salud, manifestó.

La ministra de Salud, Ariana Campero, aseguró que la propuesta del presidente de convocar a un gran encuentro por la salud tiene como finalidad “escuchar criterios del pueblo, de organizaciones sociales y del mismo sector salud y a partir de ahí, construir un nuevo sistema de salud”. 

Según la ministra, un punto de partida es la Constitución Política del Estado, artículos que hablan de la salud como un derecho humano, de un sistema único de salud y de la gratuidad social.

Al respecto, el presidente del Colegio Médico de Santa Cruz, Henry Montero, ratificó que las movilizaciones continuarán hasta que sus demandas sean atendidas, pues su sector está decidido a seguir en la lucha. Sobre la cumbre planteada por el presidente, el dirigente médico considera que es una medida distractiva, aunque no descartan participar si son reuniones técnicas.

Gases y arrestados 

Los enfrentamientos en Puerto Paila ocurrieron cerca de las 11:00, después de que los galenos y trabajadores de salud cumplieran un cuarto intermedio de una hora en el bloqueo de la carretera a Beni, iniciado por la madrugada, para dar paso a los vehículos que estaban  retenidos en el lugar.

Los movilizados decidieron retomar la protesta, pero para entonces un fuerte contingente policial se había trasladado al lugar y tras un intento fallido de persuadirlos para que desistan de su medida, optaron por usar agentes químicos, logrando repeler a los médicos. Fue entonces que la policía  procedió a arrestar a algunos manifestantes, a quienes trasladó en una camioneta, mientras que los vecinos abrieron sus casas para acoger a algunos que intentaban escapar de los efectivos.

Este hecho desató el enojo de los pobladores que de inmediato se organizaron y salieron en defensa de los galenos. Piedras, canicas lanzadas con hondas y gritos de rabia venían del lado de los pobladores, mientras los uniformados respondían lanzando gases y continuaban en su intento de arrestar a los más  aguerridos.

 Una mujer (45 años) se desvaneció y algunos de los bloqueadores también. Una niña se vio afectada por los gases, lo que enardeció aún más los ánimos.

Poco después llegaron  refuerzos de la Policía y así los efectivos lograron, por un momento, tomar el control de la carretera. Sin embargo, no pudieron resistir mucho, pues cerca de las 14:00  los uniformados optaron por retirarse del pueblo lo que permitió reanudar el bloqueo, esta vez los pobladores apoyados por los médicos. 

“Policías abusivos”. “Han entrado a sacar a nuestros hijos de nuestras casas”.  “Los médicos tiene derecho a protestar”, decían algunas mujeres, que con palos en mano se sumaron al bloqueo. También hubo jóvenes, con sus rostros cubiertos con barbijos y con hondas listas para ser usadas. De este choque resultaron varios heridos que fueron atendidos en el hospital de la zona y ocho arrestados. Hasta el cierre de esta edición la ruta seguía bloqueada.

Otras protestas 

Otro bloqueo, aunque esporádico, se instaló en la doble vía a La Guardia, a la altura del km 12, donde la Policía después de una negociación previa con la dirigencia que protestaba en el lugar logró que se levante la medida. Esta protesta fue protagonizada por médicos del área urbana y se inició cerca de las 9:30, con el cierre de un solo carril y luego de ambas vías. 
 Sin embargo, la medida no duró mucho, pues a las 10:15  los movilizados decidieron suspender el bloqueo, tras la advertencia que hizo la Policía de desbloquear si continuaban obstruyendo el tráfico. Posteriormente, marcharon hasta el km 9 de la misma ruta, causando caos vehicular.

Paralelamente, en el centro de la ciudad, galenos y estudiantes marchaban hacia la plaza 24 de Septiembre, algunos con pañuelos blancos como símbolo de paz, pues asistían a la convocatoria de ir a la misa por la salud, oficiada por el padre Juan Crespo.

Gobernación de Santa Cruz pide a Campero viabilizar ítems de salud

El secretario de la Gobernación de Santa Cruz, Óscar Urenda, advirtió de que 300 galenos están en riesgo de no ser recontratados por el ente departamental el 2018 si es que el Ministerio de Salud no emite la autorización para creación de nuevos ítems.

La autoridad informó de que a principios de diciembre se remitió ante el Ministerio de Salud la resolución biministerial que consiste en la autorización firmada por parte de la ministra, Ariana Campero, para que el Gobierno departamental transforme 300 contratos eventuales en ítems definitivos en los hospitales de tercer nivel.

“El trámite se mandó a principios de diciembre y no sabemos por qué razón la ministra no firmó el trámite hasta la fecha. Está en grave riesgo la recontratación de estas personas si la ministra no lo firma antes que termine el 2017", cuestionó. 

El secretario de Salud manifestó que de los 1.400 funcionarios que trabajan en los hospitales de tercer nivel,  1.100 tienen ítems regulares y el resto son temporales. La meta era cerrar estos contratos transformados en ítems, lo que  no se pudo cumplir.

Urenda lamentó que el sector salud no haya sido dotado de ningún ítem por parte del Gobierno central en este año, a diferencia de otras gestiones donde el departamento cruceño, con mayor cantidad poblacional, hubiera recibido 200 ítems en el 2006, 40 en el 2013 y 101 en el periodo 2015 - 2016.

Tags