Escucha esta nota aquí

Durante nueve días, el equipo de ingenieros de Delphi, junto a un coche de conducción autónoma que llaman Roadrunner, han completado su viaje a campo traviesa de al menos 5.400 kilómetros al atravesar los Estados Unidos de costa a costa.

El viaje se extendió por todo el sur de los Estados Unidos desde San Francisco, California a la Ciudad de Nueva York. A través de todo esto, el equipo de ingenieros continúan complacidos y entusiasmados con el desempeño de Roadrunner, ya que la tecnología probada de Delphi se utiliza en el coche de conducción automatizada .

El director de tecnología de Delphi, Jeff Owens, dice que entre otras cosas, los ingenieros aprendieron que las cámaras en el vehículo necesitan poder leer una mayor variedad de señales de transito.

Haciendo su debut el CES 2015, el vehículo está bien equipado con seis radares de largo alcance, cuatro radares de corto alcance, tres cámaras, un sistema de localización, algoritmos de software inteligentes y una gama completa de sistemas de asistencia Drive avanzadas. 

La travesía se extendió durante nueve días y comprobó que las tecnologías de este tipo están cada día más cerca.

Mientras las autoridades de los EEUU comenzaron a desarrollar pruebas para aprobar este tipo de vehículos, Google cree que podría tener su auto listo en 2016, según publicó el portal virtual Infobae.

Esta demostración no sólo beneficiará a Delphi, sino a toda la industria, pues ayudó a demostrar que la tecnología funciona, además de que contribuye a sensibilizar a la sociedad y dar buena publicidad a los autos de conducción autónoma.?,