Escucha esta nota aquí

Mauricio Macri, líder de la conservadora Propuesta Republicana y aspirante a la Presidencia por el frente opositor Cambiemos, denunció el robo de papeletas en colegios electorales, pero expresó su confianza en los fiscales para evitar el fraude en las elecciones primarias.

"Como se suponía, están empezando a robar las boletas", dijo Macri a radio Mitre tras depositar su voto en un colegio del barrio de Palermo, en Buenos Aires.

El líder opositor advirtió que hay personas que entran en el cuarto oscuro "flacos y salen gordos", en referencia al hurto de papeletas, e instó a los fiscales a reponerlas cuando detecten que faltan.

Macri señaló que para evitar el problema es necesario dejar atrás el "sistema arcaico" del voto con papeletas y apostar por un sistema de votación electrónico como el empleado en las elecciones a la Alcaldía de Buenos Aires.

La denuncia del precandidato de Cambiemos no fue compartida por otro de los grandes aspirantes presidenciales opositores, el líder del Frente Renovador, Sergio Massa, quien llamó a los argentinos a "cuidar el voto".

Decenas de miles de fiscales de todas las fuerzas políticas supervisaron las 94.979 mesas electorales habilitadas para la votación de ayer, de las que 34.502 se encuentran en la provincia de Buenos Aires.