Si hay algo que sorprende de Michael Sayman es su sencillez y compromiso con los que han tenido pocas oportunidades en la vida. En su visita a Bolivia, este boliviano de 19 años que trabaja en Facebook (EEUU), ha conquistado a los bolivianos con su historia y entusiasmo para conseguir sus metas.

En la charla que tuvo el martes con los periodistas de EL DEBER en el salón Pedro y Rosa, confesó que ya había alcanzado su meta principal: dar estabilidad económica a su familia y, ahora, lo que se propone es compartir su éxito con los que menos tienen.

Esta afirmación llegó a oídos de la presidenta de Embajadores Davosan, Ingrid Rivero, que le propuso a Michael convertirse en embajador de esta institución y él aceptó de inmediato y con gran gusto.

Davosan es una institución de mujeres voluntarias que recauda fondos para ayudar a personas que no cuentan con recursos para subvencionar sus problemas de salud.

Ingrid señala que acordaron en trabajar aplicaciones móviles para prevenir enfermedades específicas, así como crear un fondo cuya recaudación sea destinada a Davosan, además de organizar cursos de capacitación para niños de escasos recursos para que cambien sus vidas a través de las nuevas tecnologías.

Michael fue contactado por Mark Zuckerberg, creador de Facebook, gracias a las aplicaciones que creó, entre las que se destaca 4Snaps, un juego que desarrolló a los 13 años y que fue un éxito masivo en la App Store de Apple.

Es hijo de un boliviano y de una peruana. Su madre, Cristina Galvez, lo ha acompañado en su visita a Bolivia, donde tiene programadas cuatro charlas. En la agenda de Michael también está programada una visita al Salay de Uyuni.
,