Escucha esta nota aquí

Demócratas y republicanos se miden este martes en unos comicios para elegir a dos gobernadores, 300 alcaldes y decenas de legisladores para las cámaras de varios estados, cuando falta un año para las elecciones presidenciales en Estados Unidos.

Los dos estados donde se elige gobernador son Misisipí y Kentucky. En el primero el actual gobernador, el republicano Phil Bryant, se enfrenta al demócrata Robert Gray con posibilidades de ser reelegido y en el segundo un candidato republicano, Matt Bevin, trata de batir al demócrata Jack Conway.

Las elecciones atraerán a menos votantes que las presidenciales de 2016, pero pueden ofrecer una imagen clara de lo que piensan los estadounidenses sobre temas como la marihuana o los derechos de los homosexuales.

Esos asuntos aparecerán en las papeletas de algunos estados, como Ohio, Texas y California, donde se someterán a votación diferentes propuestas ciudadanas.

Además los vecinos de 300 ciudades eligen a sus alcaldes, los habitantes de tres estados -Virginia, Misisipi y Nueva Jersey- escogen a los miembros de sus cámaras legislativas y en diez estados celebran unos comicios especiales para ocupar escaños vacantes.

La marihuana también ha encontrado su hueco en estas elecciones locales, pues Ohio podría convertirse en el quinto estado en legalizar el cultivo y consumo recreativo, después de que Colorado y Washington lo hicieran en noviembre de 2012 y Alaska y Oregón siguieran los pasos de estos estados en 2014.