Escucha esta nota aquí

El Barcelona recibe este miércoles al Inter de Milán sin su gran estrella, el argentino Lionel Messi, y con el objetivo de lograr una victoria que le permita liderar en solitario el Grupo B de la Liga de Campeones.

Messi se rompió el radio del brazo derecho en el último encuentro de Liga contra el Sevilla y estará tres semanas de baja.

En el Camp Nou, intentará mañana sumar su tercera victoria en esta 'Champions' a costa del conjunto italiano, que también ha vencido en sus dos primeros duelos europeos, aunque por la mínima (2-1 al Tottenham y 1-2 al PSV).

Pero la del crack argentino no será la única baja del Barça, que sigue sin poder contar con los lesionados Samuel Umtiti y Thomas Vermaelen. Gerard Piqué y Clément Lenglet continúan como únicos centrales sanos de la plantilla, por lo que repetirán titularidad mañana.

El técnico del conjunto azulgrana, Ernesto Valverde, podría apostar por Sergi Roberto en el lateral derecho en detrimento de Nelson Semedo. Jordi Alba es un fijo en el lateral izquierdo.

 El Inter de Milán también afronta el partido con una baja sensible, la del belga Radja Nainggolan, su líder en el centro del campo y que se lesionó en el tobillo izquierdo en el último derbi contra el Milan.

Tras ganar sus dos anteriores encuentros, el Inter intentará sumar los primeros puntos de su historia en el Camp Nou, un estadio del que siempre salió derrotado, con un balance de seis goles recibidos y cero marcados.

El conjunto del técnico Luciano Spalletti llega en forma a la cita, tras ganar en el último minuto el derbi contra el Milan (1-0), aunque la euforia por doblegar a su histórico rival fue amargada por la lesión de Nainggolan.

La baja del 'Ninja' es una pérdida importante, pero el Inter tiene el consuelo de que el delantero argentino Mauro Icardi, que decidió el derbi en el 92' y que se estrenó en la Liga de Campeones con dos goles en otros tantos partidos, está en racha.

El capitán del Inter buscará prolongar su racha goleadora en el Camp Nou y liderará la delantera en un tridente integrado por el croata Ivan Perisic, que apunta a la titularidad pese a salir tocado del derbi, y Matteo Politano, rápido extremo zurdo.

El técnico 'nerazzurro' deberá decidir si apuesta por una solución más "abrigada", como Borja Valero, o por un mediapunta como Lautaro.