Escucha esta nota aquí

Con la llegada de José Manuel Llop al banquillo de Oriente cambiaron algunas cosas en el equipo y entre ellas la posesión del cintillo de capitán, que le fue entregado al recién llegado Guillermo Viscarra.

El DT argentino no dudó en darle el brazalete al ‘1’, que hace un año dejó el plantel albiverde para probar suerte en Europa y regresó tras una buena oferta de la dirigencia verdolaga.

No solo le quitaron la capitanía al volante Román, pues Llop también le quitó la titularidad que había conservado desde que llegó a Santa Cruz.

Te puede interesar:

La determinación no sorprende a muchos, más a los que siguen de cerca las prácticas del equipo, donde el volante uruguayo ha venido siendo relegado al equipo B y hasta algunos integrantes de la comisión técnica de Oriente han dicho que parte del desorden que tenía el equipo el torneo pasado pasaba por que el uruguayo corría por todos lados de la cancha sin control.

Llop no solo pateó el tablero con Román, sino que también con el orden que había en el equipo, pues si Román no era capitán, el segundo era Carlos Áñez, a quien le correspondía ante la ausencia del charrúa, pero eso no valió para el DT.