Escucha esta nota aquí

Dos bacterias que se alojan en los alimentos fueron las responsables de la intoxicación masiva de 504 personas en el colegio Antonio Vaca Diez de la ciudad de Cobija, según señala un informe médico al que tuvo acceso EL DEBER este sábado.

El resultado de los análisis realizado a los pacientes afectados descarta la hipótesis inicial de la Fiscalía sobre un presunto envenenamiento por la fumigación que se realizó, un día antes, en el lugar donde se prepararon los alimentos. 

Johnny Choque Condori, director del hospital Roberto Galindo, informó a EL DEBER que el diagnóstico médico señala que la intoxicación "se trató de una Enfermedad Transmitida por Alimentos (ETA)", y que fue causada por las bacterias "estafiloco aurius y bacilus serius".

Choque explicó que la intoxicación por ingerir insecticida presenta síntomas distintos a los que sufrieron los alumnos y docentes que terminaron internados en una decena de centros de salud.

Este sábado fue dada de alta la última de los estudiantes que se encontraba internada desde el pasado jueves, día en que se reportó la intoxicación masiva.

Todos los afectados consumieron el desayuno escolar que reparte el colegio Antonio Vaca Diez, que consistía en un sándwich de pollo y choclo, además de una limonada.

Informe: Marcelo Tedesqui