Escucha esta nota aquí

La petrolera brasileña Petrobras, inmersa en un gigantesco escándalo de corrupción, registró un beneficio neto de 1.190 millones de dólares en el tercer trimestre de 2014, un 38% inferior respecto al trimestre anterior, informó este miércoles la compañía.

Los resultados del tercer trimestre fueron divulgados después de dos aplazamientos y sin ser haber sido revisados por los auditores externos que la compañía contrató para determinar si los desvíos descubiertos afectaron sus finanzas.

Informe no incluye pérdidas ocasionadas por la corrupción

A diferencia de lo esperado por los inversores, la petrolera estatal no incluyó en su balance contable del tercer trimestre de 2014 las pérdidas ocasionadas en los últimos diez años por la corrupción, que se calculan en cerca de unos 3.860 millones de dólares.

Según el balance, un 9,9 % fue el beneficio neto entre julio y septiembre de 2014, cifra inferior al del mismo periodo de 2013, cuando fueron contabilizados unos 1.310 millones de dólares.

Atribuyen disminuciones a gastos operacionales

La compañía atribuyó la caída del beneficio en el tercer trimestre "a los mayores gastos operacionales, principalmente por la bajada de los valores relacionados a la construcción de las refinerías Prmium I y Premium II (en los estados de Maranhao y Ceará)".

El Ebitda cayó un 28%

El beneficio bruto de explotación Ebitda (beneficio bruto de explotación calculado antes de la deducibilidad de los gastos financieros, por sus siglas en ingles) cayó unos 4.530 millones de dólares entre julio y septiembre, un 28 % menos frente al trimestre precedente y un 10 % inferior respecto al mismo periodo de 2013.

El Ebitda en los primeros nueve meses de 2014 fue de unos 16.343 millones de dólares, un 11 % menor al del mismo periodo del año precedente.

La presidenta de la petrolera, María das Graças Silva Foster, firmó el balance contable presentado esta madrugada, donde explicó que el momento vivido por la estatal en medio de las denuncias de corrupción justificó el atraso de los resultados del tercer trimestre de 2014.

La presidenta de Petrobras precisó que la compañía está trabajando para producir las demostraciones financieras revisados por auditores externos "en el menor tiempo posible" y dijo entender "que será necesario realizar ajustes en las demostraciones contables".