La rápida intervención de los vecinos impidió que tres menores sean alcanzados por un incendio la mañana de este miércoles en la Villa Primero de Mayo.

De acuerdo al relato de los testigos, los niños son los hijos de una pareja que alquila un cuarto en el domicilio donde funciona una sastrería que ardió con las llamas.

La persona que salvó a los tres menores dijo que, al percatarse del humo que salía del domicilio y del llanto de los niños, tuvo que saltar la barda para extraerlos del lugar que empezaba a consumirse.

Una vez los niños estaban fuera de peligro, llegaron los bomberos y extinguieron el fuego que amenazaba con propagarse a los domicilios vecinos.

Los bomberos iniciaron las investigaciones a fin de dar con las causas que originaron el incendio. En primera instancia, se presume que el causante haya sido producto de un corto circuito; sin embargo, aguardan los resultados para brindar un informe concreto.