Escucha esta nota aquí

El aeropuerto internacional Salvador Ogaya Gutiérrez, que opera desde noviembre de 1983, se encuentra deteriorado, pues hay goteras en el techo, las baterías de baño están clausuradas, la torre de control y el servicio de meteorología operan con equipos obsoletos y, entre otros, la faja de aterrizaje tiene ondulaciones, lo que pone en riesgo la vida de tripulantes y pasajeros.

Freddy Tapanaché Ferreira, observador meteorológico y controlador de tráfico aéreo, dijo que, pese a las limitaciones, se trabaja con lo que se tiene.

El funcionario explicó que cada mes en esta terminal aérea se registran entre 50 y 60 vuelos desde Santa Cruz hasta Asunción (Paraguay). En esta terminal trabajan 16 funcionarios.

Con respecto a la pista de aterrizaje, dijo que las ondulaciones están bastante pronunciadas, motivo por el cual no operan aviones grandes, solo naves pequeñas del TAM y avionetas que prestan servicios expresos.

Pobladores, preocupados
El exalcalde Erwin Vargas expresó su preocupación por el estado de abandono de este aeropuerto y lamentó que no se le haya hecho mantenimiento.

Otros exburgomaestres como Rubén Montero y Manuel Ángel Chassagnez pidieron a Aasana y a Sabsa recuperar este patrimonio.

“La pista de aterrizaje sufrió deterioro a pocos años de su inauguración debido a la arcilla expansiva en un tramo. Hay que levantar esa capa asfáltica unos 50 a 60 metros, retirar esa arcilla, cambiar todo ese material y acondicionar la pista”, sugirió Chassagnez.

Para los líderes cívicos Adolfo Rau Santander y Rosario Hurtado, las autoridades de la provincia Germán Busch deben movilizarse para recuperar este aeropuerto, que tiene una ubicación estratégica.
Antonio Tudela Égüez, director de la Empresa Siderúrgica Mutún, comentó que días atrás fue testigo de un aterrizaje forzoso.

“Quiero felicitar a la tripulación del TAM porque tiene la pericia para darnos seguridad. Creo que la institucionalidad de la provincia tiene que pronunciarse y solicitar que BoA, TAM y Ecojet programen vuelos hacia esta ruta”