Escucha esta nota aquí

El Diario del Pueblo, órgano de comunicación del Partido Comunista, se hizo eco este martes de la construcción del segundo portaaviones de China, poco después de que el pasado jueves Pekín anunciara una subida del 10,1%o del presupuesto de defensa para 2015.

En un comentario en su cuenta de Twitter, el periódico escribe que la información ha sido confirmada por el vicecomisario de la Marina, Ding Haichun, un secreto a voces sobre el que las autoridades chinas han preferido de momento no pronunciarse.

Los comentarios de Ding fueron primero recogidos por el Hong Kong Commercial Daily en un artículo que citaba también al almirante Liu Xiaojing, quien señala que "los departamentos industriales y manufactureros del Gobierno están a cargo de su construcción".

"Hay innovaciones con respecto al primer portaaviones, el "Liaoning", pero es un tema extremadamente delicado del que sólo la industria manufacturera sabe", añade.

Hasta la fecha, informaciones al respecto de al menos dos medios de China continental fueron censuradas poco después de publicarse, por lo que la decisión del oficial Diario del Pueblo de hacerse eco de la noticia es lo más cercano a una confirmación por parte de las autoridades.

El Hong Kong Commercial Daily apunta que el portaaviones se construye en el puerto de Dalian, al este del país, donde también se desarrollan los modernos destructores de la clase 052D.

El primer portaaviones chino, el "Liaoning", que entró en servicio en 2012, se remodeló asimismo en la ciudad portuaria de Dalian tras ser adquirido a Ucrania en 1988, y está clasificado oficialmente como plataforma de entrenamiento.

La puesta en marcha de más portaaviones, con varios analistas de defensa dando por hecho que hay más construyéndose en secreto, forma parte de los planes de China de reforzar su flota ante las disputas por islas y aguas territoriales con países vecinos, entre ellos Vietnam, Filipinas y Japón, y en plena "batalla" geoestratégica por el Pacífico con Estados Unidos.

En esta línea, el primer ministro chino, Li Keqiang, anunció el pasado jueves subida de un 10,1% del presupuesto de defensa de 2015, lo que supone el menor aumento en cinco años debido a la ralentización de la economía, pero que se mantiene en los dos dígitos para afianzar la modernización de las fuerzas armadas.

Mientras China, segundo país que más presupuesto destina a defensa en el mundo, confirma la construcción de su segundo portaaviones, el líder, EE.UU. cuenta con diez en activo.