Escucha esta nota aquí

“¡Ley contra el cáncer! ¡Ley contra el cáncer!”, “¡El cáncer es mortal, no es un signo zodiacal!”, “¡Pueblo mirón, únete a la acción!” llegaron gritando a la plaza principal 24 de Septiembre familiares de los pacientes con cáncer que marcharon ayer desde el Instituto Oncológico del Oriente hasta la Brigada Parlamentaria para exigir la viabilización de la ley del cáncer en Bolivia.

Los marchistas, que no pasaban de 30 personas, apenas conflictuaron el tráfico vehicular en su caminata por las avenidas del canal Isuto y Busch, y por la calle Libertad hasta llegar a la plaza 24 de Septiembre. Ellos conforman la Asociación de Padres de Niños con Cáncer del Hospital Oncológico, que anhelan una norma para tener acceso seguro y digno al tratamiento gratuito de sus seres queridos y a medicamentos terapéuticos que son de alto costo para esta patología.

El pequeño grupo consiguió la atención del diputado de Unidad Demócrata (UD) Érick Morón, vicepresidente de la Brigada Parlamentaria Cruceña, quien conversó unos minutos con los portavoces y les propuso actualizar tres anteproyectos de ley del cáncer, presentados en gestiones anteriores.

El parlamentario dijo conocer de cerca la situación de los pacientes oncológicos y manifestó tener conocimiento de la existencia de esos anteproyectos de ley, que no tuvieron eco en las autoridades con poder de decisión.

“No hay uno, sino tres anteproyectos de ley contra el cáncer para los niños y para adultos, pero ninguno ha sido viabilizado hasta la fecha. Debemos tratar de que el Gobierno de turno vea esto como una prioridad”, manifestó el diputado opositor.

“Nosotros hemos pasado en su momento copias de los tres anteproyectos de ley a la directiva de las madres de niños con cáncer para ver qué se puede corregir y mejorar, porque están desfasados. Yo invito a las madres y también a los representantes de los adultos para que de esos tres anteproyectos hagamos uno para replantearlo e ingresarlo nuevamente a la Asamblea Legislativa”, señaló Morón.

Audiencia con el presidente

Ana Figueroa, presidenta de la Asociación de Padres de Niños con Cáncer, cree que una ley del cáncer garantizará muchas cosas en favor de las familias afectadas por esta enfermedad.

“Esta ley nos va a garantizar un tratamiento digno y gratuito, nos va a garantizar un stock de medicamentos, nos va a garantizar contar con tecnología de punta con la que nuestros profesionales trabajen en los hospitales, nos va a garantizar poder llevar a nuestros hijos al exterior cuando necesiten de un trasplante de médula. Nos garantizará albergues, subsidios, etc., por eso la estamos exigiendo”, dijo Figueroa.

La dirigenta apeló a la Constitución Política del Estado, que en sus artículos 9 y 15 garantiza el bienestar, el desarrollo, la seguridad, la protección y dignidad de las personas; el acceso a la educación, a la salud y al trabajo, así como el derecho a la vida y a la integridad física.

Los padres de familia pidieron una entrevista con el presidente Evo Morales para exponerle el problema. “El presidente tiene toda la obligación de protegernos de los gastos económicos que causan estas enfermedades. Es por eso que estamos exigiendo que nos atienda, queremos entregarle en sus manos el borrador de la ley. Todos los enfermos con cáncer tenemos el derecho a un tratamiento digno, gratuito, pero nuestros enfermos se están muriendo. Queremos una ley que nos proteja a nosotros y a los que vendrán, porque el cáncer no discrimina, no mira color político, raza ni condición económica; el cáncer llega, te destruye y te mata”, advirtió la mujer.

La marcha por la ley debía ser simultánea ayer en el eje troncal del país, pero, al parecer, solo se dio en Santa Cruz y Cochabamba. En la capital valluna, un reducido grupo de personas llegó al frontis de la Gobernación, donde reclamó con pancartas que rechazaron los programas de atención del nuevo sistema de salud que se avecina.

Los marchistas cochabambinos no tuvieron eco en ninguna autoridad de la Gobernación, al menos hasta el mediodía de ayer, informó el diario Los Tiempos.

El Gobierno no considera, al menos por ahora, dar vía libre a una ley específica contra el cáncer. El ministro de Salud prevé incluir la atención de los pacientes oncológicos dentro del Sistema Único de Salud (SUS), cuya vigencia se anuncia para enero de 2019, como lo ha señalado el ministro Rodolfo Rocabado.

Huelga por la salud

Representantes de juntas vecinales de distritos de Santa Cruz instalaron una huelga de hambre en el corredor de la Brigada Parlamentaria, donde exigen a las autoridades de los tres niveles de gobierno una mejora de los servicios de salud y de educación.

Adrián Salmón, presidente de la junta del barrio Latino, dijo que se exige la construcción del hospital de cuarto nivel en el distrito 9 y la dotación de ítems de salud para el sistema público. Víctor Hugo Lera, presidente de la junta vecinal del barrio 23 de Noviembre, señaló que en su zona exigen a la Alcaldía la restitución de los servicios del Centro de Salud Norte, que fue cerrado sin explicaciones y su personal fue reubicado a otro centro situado cerca de la sede de Blooming.

Pedro Zabala, presidente de una de las federaciones de juntas vecinales de la ciudad, indicó que la huelga indefinida también exige a las autoridades de educación la dotación de ítems a fin de que los padres de familia dejen de pagar de sus bolsillos los sueldos de muchos profesores de colegios fiscales.

VICEMINISTRO VE INNECESARIA UNA LEY EXCLUSIVA PARA EL CÁNCER Y ASEGURA QUE EL NUEVO SEGURO LO INCLUIRÁ
El viceministro de Salud, Álvaro Terrazas, no ve necesario aprobar una ley exclusivamente para el cáncer, pues aseguró que el nuevo Sistema Único de Salud (SUS), que entrará en vigencia en enero del próximo año, lo incluirá como una de las prioridades.

“El cáncer es una enfermedad que debe ser tratado con prioridad y el nuevo sistema lo va a contemplar”, expresó Terrazas ayer en rueda de prensa convocada para confirmar que este viernes 26 y sábado 27 se realizará, en Cochabamba, el Encuentro Nacional por la Salud y la Vida.

Queremos construir juntos un nuevo sistema de salud”, dijo e invitó a los colegios médicos y a autoridades del gobierno departamental a participar del encuentro. “Hemos visto la ineficiencia en la administración del sistema de salud, incluso la población pide cambios; entonces, nosotros hemos dicho: pásennos la administración de los hospitales. El problema no es solo dinero, por ejemplo, lo que ha pasado en La Paz con el cierre de la Unidad de Radioterapia fue porque había maltrato y cobros indebidos. Entonces, es necesario recuperar la rectoría. Podemos buscar puntos de concertación para administrar de forma conjunta el sistema de salud, pero nosotros creemos que la administración de los hospitales de tercer nivel debe recuperarla el nivel central”, acotó.